Mamás perfectamente imperfectas

Mamás perfectamente imperfectas


Hoy quiero contarles varios secreticos que tengo guardados. Pero que para hacer honor a la verdad y para alivio mío creo que no soy la única (espero).
Gracias a Dios para el mundo somos «Mamás Perfectas» naah se que exagero. Nos ven tan correctas, tan bellas, tan… bueno si, perfectas jajaja, en fin. Las mamás somos lo más lindo que hay sobre el planeta (modestia aparte) y digan si no. O por lo menos la mía lo es. Y con todo y esto así somos «Mamás perfectamente imperfectas».


Tanta belleza no puede ser cierta

Pero hoy quiero bajarlos de esa nube en la que los tienen. Porque como dicen por ahí, «tanta belleza no puede ser cierta». Y si, así es ¡no es tan cierto!

Yo amo a mis hijas como a nada más en este mundo, pero les he hecho unas cositas que yo se que más de una acá se va a sentir identificada.
Son esos pequeñísimos pecaditos que cometemos porque sí, porque tal vez queremos rebelarnos contra esa rutina que a veces se vuelve tan desesperante.

O tal vez porque sin darnos cuenta se nos safa por un instante la perfección. Y olvidamos el lugar que tenemos en este mundo y la postura tan correcta que «siempre debemos tener».


O simplemente porque somos seres humanos, siii de esos de carne y hueso, que andan por ahí. Y pues obvio como errar es de humanos, pues erramos.

Voy a escribir aquí abajito una lista de aquellas cositas que he hecho yo, y por favor tú chulea las que también has cometido, y te lo suplico por favor escríbeme a bajo que no soy la única y que la maldad definitivamente no se ha apoderado de mi. Que hay más en el mundo como yo.

Bueno, empecemos:

Mis perfectos defectos

♥ Me he comido uno que otro dulcecito que les correspondía a ellas. ¡Y me lo como con una culpa! pero al final me consuelo diciendo que después les compraré otro.

♥ De vez en cuando nos damos el placer de comer pizza en familia. Confieso que al hacer la repartición de porciones me quedo con la más grande, la que veo más rica, con más carne o más provocativa que las demás.

♥ Me llaman un millón de veces en el día, algo así como mami, mami, mami, mami, mami, …. Confieso que a veces, muchas veces, me hago la sorda, la ocupada, la dormida, la que no es conmigo, jajaj como que no soy yo la mamá.

Me hago como que no soy yo la mamá.

♥ A veces me encierro en el baño por un buen rato, ahí sin más, esperando que pase el tiempo y que cuando salga ya la mitad del oficio de la casa se haya hecho «solo». Y si, les cuento que pasa.

♥ Un día olvidé por completo darle el desayuno a Michy, la menor y ya llegando a su colegio por cosas de la vida me acordé, como si nada le compré rápidamente un jugo y unas galletas y ella ni por enterada. De regreso a casa trataba de sentir culpa pero la risa no me dejaba.

♥ Confundo sus nombres constantemente, Martina se llama nuestra Golden. Y también les digo Martina.

♥ A ratos me gusta quedarme sola en la casa, en silencio, sin hijas, sin desorden, sin nada. (A ratos… ratos largos).

♥ En algunas ocasiones que hemos tenido planes, he rogado que llueva para evitar salir.

Si hasta aquí te ha gustado, no te arrepentirás de leer otro de mis post.
La razón por la que decidí quedarme en casa

Creo que fue suficiente

Y no quiere decir que no haya hecho más, sino que no me puedo poner más en evidencia ?

Con todo mi amor para todas las madres del mundo ♥

Para todas, todas ,todas la madres hermosas del mundo ♥

A todas esas mujeres que con sus imperfecciones y «secreticos» aún así son Mamás Perfectas.
Mamás perfectamente imperfectas para cada hijo, para cada familia.

Hoy quiero dedicar este post a todas aquellas mujeres maravillosas que han dejado de lado sus sueños, sus anhelos, la visión que tenían tal vez de su futuro. A todas aquellas mujeres que dejaron de lado su propia vida para desvivirse por los suyos.


Quiero dedicar estas palabras al ser más fuerte sobre la tierra, pero que con un abrazo de sus hijos se derrite completamente de amor, quedando completamente vulnerable.

Esas mujeres que lo darían todo por sus familias aún pudiendo ellas quedar con las manos totalmente vacías.

Las que trasnochan cuidando el sueño de los suyos, batallando contra algún virus que logró meterse en su muy bien custodiada fortaleza.

Quienes por fuera aparentan ser fuertes, fieras furiosas con quien se atreva a meterse con su familia. Pero por dentro seres tan tiernos llenos de un amor inigualable, amor incomparable.

Para quienes la enfermedad no es excusa para parar, y aún así se levantan a hacer para los demás una vida perfecta.

A esas mujeres hermosas que con mil defectos (porque son humanas) son perfectas.

A ti mamita hermosa, a ustedes madres que me leen, a ti la que sueña con serlo, y a mi.

«Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada;
Y su marido también la alaba:
Muchas mujeres hicieron el bien;
Mas tú sobrepasas a todas»

Proverbios 31:28-29

Me emociona mucho cuando lees y compartes porque así puedo llegar a más personas.
Puedes suscribirte al blog y así recibirás cada uno de los posts, sin que te pierdas de nada. 
😊

Te invito a seguirme también en mis redes sociales :

Instagram: Mi Profesión es Mamá
Pinterest:
Mi Profesión es Mamá
Twitter: Mi Profesión Mamá

Hasta la próxima ♥

44 comentarios en “Mamás perfectamente imperfectas”

  1. Hola guapa, pues que risa leerte!! creo que la mayoria de madres hacen lo mismo, a veces se fingen dormidas, a veces esperan a ver si se solucionan las cosas sin intervenir, y los olvidos ya no te cuento… eso si, me encanta ver que lo tomas con naturalidad, y culpa ninguna!! besos

  2. Hola!
    me he reído con algunos de tus «pecadillos» o travesuras pero la verdad es que no creo que sean para tanto ? La perfección no existe y quien diga lo contrario miente, sobre todo en esto de ser mamá, tan bello y difícil a veces.
    Besos!

  3. Que bonito post lleno de calidez y sinceridad hacia ese ser tan maravilloso que es la madre todas tienen muchos secretos para ser las mejores mujeres del mundo por toda la responsabilidad que llevan en la vida

    1. Jajajaja me reí mucho..olimpico el de la mejor porcion lo de pizza excelente publicacion así somos las mamás reales e imperfectas pero amamos a nuestros pequeñitos….

  4. Hola!
    Me parece los más normal los pequeños “defectillos” que nos has marcado en el post. Antes que madres somos mujeres, y luego madres. Necesitamos a nuestros hijos tanto como a nosotras mismas, pero nos necesitamos sin duda.
    Un saludo!

  5. Pues yo si, a veces busco un momento para tener silencio, ya sea en el baño o en mi cuarto. Por unos minutos que dure es un pequeño descanso en mis días intensos.

    Pero de verdad que no lo hago con culpa, sino como un time out necesario para seguir de buen humor

    1. ¡Hola!
      Muchas de esas travesuras me las hace aún mi madre jajaja A ver cuando somos peques nuestra madre es como una superheroína, pero cuando eres adulta es distinto… Somos mujeres es normal querer tener nuestro espacio.
      ¡Un saludo!

  6. La perspectiva de una madre perfecta, la tiene quien la ve. La verdad es que yo de perfecta, muy poco por no decir nada. Hago todo lo que hace una madre, pero también es necesario algo de tiempo para una misma, un rato de silencio en el que solo estés con tus pensamientos. No creo que eso sea malo, es tan necesario como el espacio que necesitan los niños para crecer, aprender y volverse adultos responsables.
    Yo no soy perfecta, ni pretendo serlo. Este oficio dura 24 horas días al día y aunque no se reciba nada material a cambio, pienso que todo se compensa cuando, en mi caso, mi hija me abraza y me dice lo mucho que me quiere. Creo que ese es el mejor y único sueldo que no tiene precio y que recibo cada día de mi vida desde que ella está.

  7. Te confieso que super identificada contigo, con dos hijas de 22 y 16 he vivido cosas muy similares y las sigo viviendo asi que sigo desaprendiendo y aprendido, es hermoso cuando se vive asi realmente!!!!

  8. Paula Alittlepieceofme

    No he podido evitar reirme con tus “defectillos”, porque al final eres humana y tienes que pensar en ti, aunque se te olvide su nombre o darles el desayuno en algunos lapsus ¿Quién no quiere el mejor trozo de pizza? jajaja Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.